La Vanguardia (16/09/19).- Ludwig Wittgenstein popularizó la idea de los juegos del lenguaje, una dinámica según la cual el sentido de las palabras varía dependiendo del uso que se haga de ellas, incluso dentro de un mismo contexto. De hecho, cualquier construcción biográfica y comunitaria se sirve de esta realidad anfibia del lenguaje para trazar su horizonte. Nuestra vida se asienta en metáforas y construcciones simbólicas que, transitando por equívocos y semejanzas, privilegian una determinada coloración de una realidad que siempre escapa a la reducción monocolor.

 

Descargar el artículo

La Vanguardia (on-line)

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?